Olha que coisa mais linda

Olha que cosa mais linda, blog cuya URL tiene un error ortográfico provocado voluntariamente para conseguir que no estuviese cogido ya por otra persona, es la respuesta a una larga lista de peticiones para que fuese escribiendo un diario online de mis aventuras y desventuras por el año que pasaré en a cidade maravilhosa.

27 agosto 2007

Fiestón mesmo :D

Y eso, fue la fiesta. La tan esperada y organizada fiesta.

Bajo unas condiciones climatológicas envidiables - el crudo invierno nos ha vuelto a deparar un fin de semana de sábado y domingo bajo un sol de 32º (especifico, centígrados) - fuimos los aniversariantes, cumpleañeros, al barzinho que habíamos concertado la semana anterior a poner toda la decoración comprada el día anterior a base de globos, guirnaldas. Todo eso por la tarde, a eso de las cinco, mucho antes de que todo comenzase.

El bar quedó muy chulo. Muy bien decorado. El DJ en su rincón. Un proyector mostrando imágenes nuestras y de Brasil en una manta blanca que pillé de casa. Mesitas en el perímetro de la terraza para que luego quien quisiese se sentase.

Y nada, se dio un fiestón, como digo. No podía durar mucho, hasta las dos de la mañana, ya que el DJ y los camareros tenían un horario. Aunque la gente estaba tan animada a esa hora, que los anfitriones decidimos solicitar una prórroga de una hora tanto a los camareros como al DJ. Una prórroga que se llamó ciento cincuenta reales más en total.

Pero mereció la pena, porque nos lo estábamos pasando muy bien. Incluso durante la guerra de tartas, que hizo que el grueso de los asistentes acabaran con la cara bastante asquerositamente engrudada. No valía la pena ir al baño a lavarse, porque según salías de él con la cara impoluta, había un piquete de locos y locas esperándote para llenarte de nuevo mejilla, frente, nariz de nata montada.

Creo que nadie comió ni un poco de tarta.

Colocamos un rinconcito en la entrada del sitio al que llamamos o cantinho das fotos, o sea, el rincón de las fotos, y a todo grupo que llegaba, le colocábamos ahí con unas pelucas, gafas, corbatas y le hacíamos la foto oficial de su llegada. Eso estuvo muy bien, ya que animaba a la gente desde el principio.

Como digo, una diversión. Desde entonces hasta hoy, ya fuese en la playa, por e-mail o en persona, todo lo que recibimos son felicitaciones. Mola.

En total, ciento tres personas, nada menos, que se acercaron a felicitarnos. Muchas de ellas, gente que hacía mucho que ni veíamos y que nos habíamos encargado desde hace varias semanas de que se enterasen claramente de donde y cuándo tenían que ir.

El hecho de que no hubiese que pagar entrada y de que subvencionásemos la cerveza y la caipivodka también animó mucho a la gente, claro :D

Bueno, va, fotos!!

El rincón de la fiesta donde estaba el DJ. Temprano, claro, cuando aún no había llegado nadie.



A continuación fotos en el rincón de las fotos :D.

Jesús y Dani



Chechu y Encarna, amiga suya de España que ya vino con nosotros a la fiesta julinha de Guapimirim



Zé, Lucia (compañera de piso desde que se fue Sara, la francesa) y Cristiano.



Habrá más y algún vídeo.

Bjs

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal